Memorización de vocabulario: técnicas

Algunos consejos para aprender vocabulario en otros idiomas

Usa técnicas de memorización

El método nemotécnico se usa mucho para memorizar vocabulario, consiste en usar atajos mentales que ayudan a recordar palabras o conceptos complejos. Puedes realizar asociaciones entre palabras, generar siglas para las que son más cortas o dividir las palabras como si fueran dígitos de un numero de teléfono.

 

Crea un contexto

Te será mucho más sencillo aprender nuevas palabras si les pones un contexto, es decir, no estudies palabras sueltas, intenta insertarlas en frases o incluso puedes crear dibujos o pequeñas historias divertidas que tengan esa palabra como protagonista. Da rienda suelta a tu imaginación para aprender nuevo vocabulario de forma más eficiente.

 

También puedes crear situaciones

Puedes coger situaciones que veas en series, películas, libros… que vayan acordes a esas nuevas palabras que tratas de aprender de manera que las asocies a un escenario concreto. Intenta leer y ver películas (con subtítulos) en el idioma original. Además, no tienen por qué ser ficticios, en tu día a día seguro que das con momentos que puedes asociar al vocabulario.

Reescribe

Si reescribes el vocabulario o las frases que hayas ido memorizando te ayudará a fijar mejor los conceptos. Además, así puedes revisar que las hayas escrito sin faltas ortográficas.

 

Utiliza mapas mentales

Si dispones de más tiempo realizar mapas mentales en los que incluyas definiciones, sinónimos, antónimos, incluso fotografías o audios, te será muy útil. De esta manera conseguirás también una memorización más interactiva al incluir escritura, escucha… Te recomendamos que también te repitas o leas las definiciones en voz alta.

 

Las palabras deben serte útiles

Puede parecer algo no muy importante, pero el hecho de que puedas utilizar de manera cotidiana las nuevas palabras en tu trabajo o en un ámbito más cotidiano resulta esencial a la hora de aprender nuevo vocabulario. Por una parte, su uso te ayudará a afianzarlas y, por otro, el hecho de ver que son útiles motivará tu aprendizaje. Al fin y al cabo, si por ejemplo eres ingeniero, no te será muy útil saber cómo se llaman los utensilios médicos.

0 / 5. 0

0 Comments

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *